"Pero en esta exposición el protagonista no es El Macho, sino la selva, la naturaleza salvaje, que a la postre, vuelve a ser alter-ego de Elio Rodríguez y, por extensión, de El Macho. Una vegetación que se muestra voraz, carnosa, voluptuosa, lujuriosa, insinuante, sabrosa, sexualizada, cálida, exuberante... Y aunque el punto de partida, o quizás el pretexto, se encuentre en la obra maestra de su compatriota Wilfredo Lam “La Jungla” (1943) -en la que el arte y la cultura cubana se mezclan con el cubismo y el surrealismo europeo- a la postre, las junglas, ceibas y manglares de Elio Rodríguez no hablan ni de arte ni de naturaleza, sino de identidad, de identidad afrocubana, sin pasar por el tamiz occidental. Una identidad que se muestra indómita, feroz, enraizada en la tierra, impetuosa y desbocada."



David Alpañez. curator

catalog Junglas, 2022