PALADARES

texto para el catálogo de la exposición personal "Paladares" 1995

MEIRA MARRERO

    La tradición de todo buen restaurant incluye ineludiblemente la sugerencia del cheff. Suele ser siempre un plato especial al más exigente paladar y al placer de la estética culinaria. Más importante que su precio es el nivel de especialización y exclusividad en este arte. Pero no pretendo extenderme en este asunto sino más bien en otro tipo de arte, hijo también de la buena cocina si tenemos en cuenta que en nuestro argot plástico buena cocina es sinónimo de factura exquisita.

En el menú del arte cubano reciente se hace especial énfasis en lo sensorial, el efecto visual que incita al tacto. Es una especie de trampa del placer que ha ido desplazando su centro de atención más allá del concepto, de la historia perfectamente hilvanada hacia el cliente, seducción -visual y de otros tipos- que manipula a su antojo el deseo ajeno. Ya lo dijo quien lo dijo, el fin justifica los medios y el mercado, de a poco, se ha ido convirtiendo en el primer mandamiento.

Expresión de todo esto y sutil ironía al mismo tiempo es la obra de Elio Rodríguez. Recrea muy a la cubana el doble sentido de nuestro lenguaje popular jugando muy en serio con el sexo y la buena mesa: dos obsesiones históricas de nuestra idiosincrasia.

Cuba seduce y es el trópico, su gente, su naturaleza, su arte. Seduce Elio, sus frutas cubanas excitantes y perversas, salpicadas de un rocío artificial, brillos de lentejuelas después de la ardua faena de la noche. Y ya no quedan dudas que erotismo es la palabra de orden. La tentación se disfraza de fruta para quedarse en la memoria, así pasó con la manzana y la serpiente pagó con ello su billete a la inmortalidad (¿inmoralidad?).

Para la plástica cubana del momento, y para el artista, Elio ha introducido la categoría de empresario. Fiel exponente del actual proceso económico de Cuba. La Macho Enterprise S.A., receptiva y hospitalaria, lo convierte en un businessman. La proliferación de las empresas mixtas y fundaciones tan de moda en la macroeconomía cubana y la legalización de las iniciativas privadas o por cuenta propia en la aún tímida economía doméstica, son el contexto en el cual esta empresa se distingue por su irónica ficción, puesto que es, ante todo, una propuesta artística, una nueva estrategia; otra dentro del panorama del arte cubano contemporáneo.

 

SUGERENCIA DEL CHEFF;

"¡Todo lo que usted necesita es placer!" y la Macho Enterprise S.A., le ofrece múltiples y variadas opciones de obtenerlo y si tienen que ver con el arte ¡Mejor!, pero sépalo a tiempo, PREPARE SU BOLSILLO, la exclusividad se paga.

designed by Macho Enterprises s.a.     all rights reserved Elio Rodriguez 2017

All you need is..GOZOR!!!